Menú Cerrar

¿Qué es el comercio electrónico y por qué es importante para mi empresa en crecimiento?

Internet fue la clave que impulsó el auge del e-Commerce y los consumidores cada vez conocen mejor el ecosistema digital.

En los últimos años las empresas que han decidido implementar un e-Commerce han experimentado un mayor crecimiento de sus ventas.

Las empresas que deseen tener una presencia en internet efectiva no se pueden conformar con una página corporativa que tan sólo proporcione información. En los tiempos que corren el comercio electrónico se ha revelado como una gran vía de negocio para aquellos que sepan aprovechar esta nueva oportunidad de negocio.

Hoy en día los consumidores ya están acostumbrados a realizar sus compras en línea y los métodos de pago son cada vez más diversos y seguros, gracias a productos como PayPal por ejemplo. Esto acerca mucho más al consumidor a la experiencia de compra en internet, con más confianza y ya totalmente adaptados al uso.

Por lo que la implementación de tiendas online por parte de las empresas va en aumento cada día, son un excelente complemento para negocios con establecimientos físicos, y en algunos casos, termina siendo tanto o más importante que estos (como en el caso de la pandemia mundial al que las empresas tuvieron que hacerle frente).

Te compartimos a continuación las ventajas del comercio electrónico tanto para consumidores como para quienes comercializan bienes y servicios mediante la red:

Información valiosa

La analítica de datos es muy importante dentro del comercio electrónico. Cuando una persona ingresa en un sitio web, su actividad queda registrada. Un sitio web recopila cookies del usuario que pueden ser utilizadas para aumentar las ventas. De esta manera, se pueden elaborar estrategias basadas en el comportamiento de los visitantes.

Alcance y disponibilidad

Al crear un negocio online cualquier persona que resida en cualquier parte del mundo puede acceder a tu página web comercial y adquirir tus productos o servicios. La visualización de los catálogos de productos y la disponibilidad para realizar transacciones comerciales no dependen de un horario comercial, se encuentran disponibles en cualquier momento.


Bajos costos

El comenzar un negocio de comercio electrónico implica menores costos que un comercio tradicional: página web, dominio propio, hosting potente y optimización web. Se mejora la logística de rutas de distribución o reducción de intermediarios. De manera que el comprador se beneficia de un precio final más reducido.

Velocidad y flexibilidad de la gestión

Solo se necesitan unos pocos días para crear un sitio web eficiente y atractivo para los clientes, personalizarlo y optimizarlo lleva un poco más de tiempo. La gestión de todas las áreas del comercio se administran de forma fácil mediante programas informáticos intuitivos que posibilitan una gestión eficiente de los pedidos, el stock de productos, la cartera de clientes, entre otros.


Creación de nuevas relaciones comerciales

El e-commerce democratiza el acuerdo comercial, es decir, se diluye el papel entre cliente y proveedor al operar ambos bajo el mismo marco transaccional, sin barreras. Por lo que pueden existir relaciones C2C (consumidor a consumidor), B2B (empresa a empresa), B2C (empresa a consumidor) e incluso de C2B (consumidor a empresa).

Oportunidad de diferenciación de la competencia

Los procesos logísticos y las políticas de devoluciones son áreas que se deben cuidar para asegurar un buen servicio al cliente, de manera que el público confiará más en la empresa y sus productos. Si se brinda una atención a la calidad del servicio al cliente, se podrá mantener un público cautivo y fiel.  


Creación de un sitio de comercio electrónico

El primer paso es la constitución de un sitio web, que sea una herramienta complementaria al portal de la empresa (en esta se presenta información valiosa del core empresarial como misión, visión, valores, quiénes somos, etc.), este nuevo portal surge en función del cliente y la relación de compra-venta.

Actualmente existen muchas herramientas creativas y dinámicas que atraen la atención de las personas, se debe tomar en cuenta la imagen corporativa para que sea coherente de lo que se quiere proyectar.

Existen sistemas o programas como los ERP (Planificador de Recursos Empresariales) que ya cuentan con esta funcionalidad para establecer una tienda o tener transacciones en línea.  Este tipo de software también tiene altos estándares de ciberseguridad para resguardar las datos empresariales y de los clientes.

Las funcionalidades que pueden integrarse en una tienda virtual pueden ser tantas como se deseen, pero siempre hay que tener en cuenta al usuario final, en cómo esas funcionalidades mejorarán su experiencia de consumo dentro de nuestro portal.  

Todas las ventajas compartidas anteriormente apuntan a una misma dirección: la eficiencia. Al vivir en tiempos de coyuntura económica, lo cual puede verse como una amenaza, podemos replantearla como una oportunidad única para digitalizarnos y volver nuestra empresa más eficiente, maximizando y aprovechando las ventajas competitivas que nos ofrece la Era Digital.

Cada día más empresas están haciendo uso de espacios digitales para realizar ventas y aquellas empresas que aún no cuentan con presencia de venta online están perdiendo posicionamiento en Internet frente a sus competidores.

Si estás buscando hacer crecer tu negocio con estrategias de venta online ¡contáctanos! Será un placer platicar contigo acerca de tus objetivos de negocio. ¡Ofrecemos soluciones específicas para aprovechar las oportunidades de cada empresa! ¡Contáctanos AQUI para que podamos asesorarte de la mejor manera!